¡ CUIDA A UN FUTURO PERRO GUÍA, CAMBIA UNA VIDA !

¿Que es un puppy raiser?

Los Puppy Raisers o Sociabilizadores, son personas o familias voluntarias, que se encargan de sociabilizar a los cachorros, enseñarles normas de comportamiento básico y familiarizarlos con todos los ambientes y estímulos durante su primer año de vida.

Además, cumplen un rol fundamental en el desarrollo de nuestros perros guía. Sin ellos, no podríamos cumplir esta gran misión.

Este desafío requiere dedicación, trabajo y cuidado diario hacia el cachorro, tener un perro guía, es sin duda, llevar al hogar  amor y alegría.

¿Quieres ser un Puppy Raiser?

Si elijes ser un Puppy Raiser, recibirás un cachorro de 8 a 12 semanas de edad, para acompañarlo en su crecimiento y educación hasta sus 14 meses de vida aproximadamente.

Una vez culminada esta etapa, el cachorro volverá a la Escuela de Perros Guía Fundalurp, con el fin de recibir el entrenamiento adecuado para convertirse en un gran perro guía y marcar la diferencia en una persona con discapacidad visual.

¿Cómo lograrás guiar a tu cachorro?

Durante el tiempo que seas un Puppy Raiser, recibirás apoyo constante de nuestro equipo de trabajo, además, te proveeremos de la alimentación y cuidados veterinarios que sean necesarios para que logres criar a un cachorro feliz y lo prepares de manera correcta para ser el mejor perro guía.   

Los cachorros que estén en este periodo de entrenamiento, tendrán una capa identificadora que indicará que son futuros perros guías, además, la escuela de perros guías entregará una credencial a los Puppy Raisers.

Preguntas Frecuentes

Lo primordial es que todo el núcleo familiar esté de acuerdo con la llegada del cachorro de manera de que todos aporten en su cuidado y educación.
Para ser puppy raiser no requieres tener experiencia previa, sólo tener las ganas para ir creciendo como un buen sociabilizador.
Sí. Se considera un punto a favor que exista otro perro en casa, para que tu cachorro aprenda a convivir con otros animales. Lo ideal es que tu mascota sea al menos 6 meses mayor que el cachorro, aunque se evaluará caso a caso.
El rol más importante de un puppy raisers es la sociabilización del cachorro. Esto es la exposición a distintos ambientes para prepararlos a su futura vida de perro guía. Los cachorros necesitan ser expuestos a la mayor cantidad de estímulos posibles; viajes en automóvil y transporte público, diferentes sonidos, multitudes, tiendas, ruidos molestos, escaleras, ascensores, diferentes personas, etc.
Sí, puedes ser un puppy raiser si hay niños en tu casa. Sólo deberás ser cuidadoso al presentar el cachorro al niño y estar siempre supervisando la relación.
No, el cachorro que recibas ya tendrá un nombre y debe acostumbrarse a el, ya que será la forma que tendrá su futuro dueño de llamarlo.
Una vez que decidas ser puppy raiser y te entreguemos el cachorro, recibirás toda la información necesaria para preparar su llegada, también para cuidarlo y educarlo día a día de la mejor manera.
Buddy proveerá el alimento que el cachorro necesita durante el tiempo que esté en sociabilización, pero es el sociabilizador el encargado de seguir el plan de alimentación otorgado por la escuela.
Los perros que se encuentran en entrenamiento para ser perros guía y aquellos que ya son perros guía, pueden entrar a todos los lugares públicos cuando están trabajando, de acuerdo a la legislación actual. Sin embargo, no es así con los que están en periodo de sociabilización. Contarás con una credencial de la escuela de perros guía, mas la entrada del cachorro a los diferentes lugares públicos debe ser previamente acordada con el encargado del lugar.
Estarás en contacto directo con la escuela todo el tiempo que dure la sociabilización, te asignaremos un tutor que te asesorará en todo lo que requieras y acordaremos visitas para que en conjunto hagamos de ésta, la mejor experiencia.
Cuando entregas el cachorro a la escuela, entra a un periodo de evaluación, en el que se determinará si está realmente preparado para ser un perro guía. Luego será asignado a un instructor profesional que lo entrenará durante 4 a 6 meses en todas aquellas habilidades necesarias para ser los ojos de su nuevo amo. Una vez que el perro termine su periodo de entrenamiento y esté listo para ser un perro guía, se asignará a un usuario que requiera de las características de ese perro. Juntos tendrán un periodo de entrenamiento y adaptación de aproximadamente un mes para conformar el equipo final.
Por supuesto, esta es una experiencia que vas a querer repetir. Muchas familias programan ser sociabilizadores permanentemente, reciben un cachorro al momento de entregar el que ya han criado y siguen dando la oportunidad a personas con discapacidad visual de tener un perro guía.
La presencia de una mascota en el hogar, siempre es motivo de alegría y diversión, la mayoría de los puppy raisers ingresan al programa por el amor que tienen por los perros y la mayoría de ellos continúan criando futuros perros guía porque pudieron vivenciar la experiencia de cambiar la vida de una persona con discapacidad visual. Serás parte de un cambio social y cultural que se instaurará en Chile al ser partícipe de la primera escuela de perros guía del país. Serás fuente de inspiración para todos aquellos que quieran aportar en el desarrollo de una sociedad más colaborativa, comprometida e inclusiva. Estamos seguros de que cuando veas en la calle a una persona con discapacidad visual junto a su perro guía, sabrás que fuiste parte de algo grande, cumpliste un sueño y regalaste vida.