¿Quieres tener un Perro Guía?

Si has pensado en tener un perro guía, aquí te entregamos información necesaria para tomar una decisión responsable.

 

¿Qué debo saber antes de solicitar un perro guía?

Es un auxiliar de movilidad para las personas con discapacidad visual. Es un animal especialmente entrenado para esta función y que permite a su amo desplazarse con seguridad de un lugar a otro en diferentes tipos de ambientes.
Muy probablemente disminuirá tus tiempos de traslado. Te avisará cuando haya obstáculos y evitará que tropieces con ellos. Te ayudará a localizar puertas, asientos, escaleras, ingreso a transporte público entre otras. Te brindará seguridad y autonomía.
Es muy importante que sepas que un perro guía no es un GPS ni hará las cosas por ti, tampoco es una mascota ni un animal de terapia. El perro guía será parte de un equipo cuyo director serás TU, por lo tanto tú le darás las indicaciones para llegar a los diferentes lugares y que decisiones tomar. Para lograrlo requieren de un periodo de entrenamiento juntos con la máxima dedicación.
Ser mayor de edad. Contar con tu credencial del registro nacional de discapacidad. Comprobar que requieres un perro guía como un apoyo para movilizarte. Contar con el espacio y los medios para mantener a tu perro en perfectas condiciones. Lo primordial para tener un perro guía es que manejes las técnicas de orientación y movilidad a la perfección. Recuerda que esta escuela ha sido creada por FUNDALURP y contamos con un centro de rehabilitación integral para personas con discapacidad visual y sus familias, por lo que si aún no estás 100% preparado para ser el director de este equipo, podremos ayudarte a que lo logres.
Debes entregarle una alimentación adecuada, acorde a su tamaño y necesidades. Necesitará que mantengas su plan de vacunación y desparasitación al día. Atención veterinaria oportuna y de calidad. Deberás cepillarlo periódicamente y mantener su higiene en perfectas condiciones. Tu perro guía necesita trabajar y mantenerse en actividad. Requiere sentirse querido y aceptado por todos los miembros de tu familia.
Tus deberes serán: Mantener a tu perro debidamente identificado cuando se encuentre trabajando. Procurar que tu perro esté limpio y sano en todo momento. Educar a tu círculo cercano y a la sociedad en general como tratar a un perro guía cuando esté cumpliendo su misión. Tus derechos serán: Entrar y permanecer en lugares y transporte público donde generalmente no se admiten animales, siempre que tu perro se encuentre trabajando.
El perro guía NO SE VENDE!!! Si bien el valor del perro guía y todo su proceso de entrenamiento es de varios millones de pesos, será entregado a los usuarios que lo necesiten en un valor simbólico.
Contáctate con nosotros y estaremos felices de resolver todas tus inquietudes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo actuar con un Perro Guía?

 

  • Lo primero que debes saber es que un perro guía es un perro de trabajo y se encuentra cumpliendo una misión de suma importancia para la autonomía y seguridad de su amo ciego, por lo tanto, cuando lo veas trabajando (usando arnés) lo mejor es ignorarlo para no entorpecer su labor.
  • No debes tocar ni acariciar a un perro guía ya que podría distraerse y cometer algún error, tampoco debes tocar su arnés porque es de utilidad sólo para su amo. Este punto también incluye hablarles, llamarlos o silbarles.
  • No le ofrezcas golosinas ni alimentos; ellos están muy bien alimentados y tienen horarios prefijados para comer, de los que se encarga con esmero y cariño su amo.
  • Al igual que con su alimentación, el amo se preocupa de mantener a su perro guía en perfecto estado de salud, siendo riguroso en sus controles veterinarios, vacunaciones y desparasitaciones, por lo que no transmite enfermedades a otros seres vivos.
  • Los perros guía tienen horarios predeterminados para evacuar sus esfínteres.
  • Si estás de paseo con tu perro y pasas frente a una persona ciega con su perro guía, por favor contrólalo para evitar cualquier accidente.
  • No le temas a un perro guía, ellos están muy bien entrenados y jamás te harían daño.
  • Cuando te dirijas a una persona con discapacidad visual que usa perro guía, háblale a la persona, no al perro.
  • No intentes ayudar a una persona con discapacidad visual y su perro sin antes hablarle o preguntarle si lo requiere.
  • Si una persona ciega usuario de perro guía te pide ayuda, acércate por su lado derecho, de manera que su perro siempre esté al lado izquierdo.
  • Si un ciego con perro guía te pide indicaciones, se lo más concreto y claro que te resulte posible. Evita usar los “allá”, “por ahí”, “acá”, etc.
  • Los perros guía se encuentran entrenados para viajar en cualquier medio de transporte (terrestre o aéreo) permaneciendo en los pies de su dueño sin causar incomodidad al resto de los pasajeros.
  • Los usuarios de perro guía, tienen derecho a ingresar y permanecer en cualquier establecimiento público o privado, ya sean centros de salud, supermercados, almacenes, restaurantes, centros comerciales, lugares de estudio y/o trabajo, cines, cafés, entre otros y dado su riguroso entrenamiento no causará problemas al normal funcionamiento del lugar.
  • No te preocupes!!! El perro guía no está 24 horas en servicio, tiene mometos de descanso, esparcimiento y diversión.