¡La primera escuela de perros guía!

Actualmente en Chile hay 49.812 personas mayores de 18 años con ceguera total (ENDISC 2015), y 1.845.309 personas con pérdida de visión que podrían en el futuro ser eventuales usuarios de perros guía. La mayoría de ellos se encuentran en situación de vulnerabilidad dada la dependencia que genera su condición en el diario vivir, lo que les impide lograr una plena inclusión. Además, un alto porcentaje de esta población adquiere esta discapacidad en algún momento de su vida ya sea en forma repentina o progresiva por enfermedad o accidente.

La rehabilitación de una persona con discapacidad visual se basa en la re-educación de aquellas habilidades perdidas por el déficit visual, en búsqueda de favorecer la independencia funcional en los distintos ámbitos de la vida, además de mejorar su calidad de vida.

Uno de los aspectos fundamentales del proceso de rehabilitación es aprender a movilizarse dentro y fuera del hogar en forma autónoma. Actualmente en nuestro país, se realiza únicamente a través del uso del bastón con técnicas de orientación y movilidad.

A pesar de las altas cifras de discapacidad visual en nuestro país, actualmente no existen escuelas que entrenen perros guía debido a los exigentes requisitos contenidos en la legislación Chilena sobre este tema (Decreto 223 que aprueba el reglamento de la ley 19.284)

Un perro guía es un auxiliar de movilidad para las personas con discapacidad visual. Es un animal especialmente entrenado para esta función y que permite a su amo desplazarse con seguridad de un lugar a otro en diferentes tipos de ambientes, contribuyendo a mejorar su movilidad, independencia, autonomía, seguridad y autoestima, siendo éstos, aspectos rectores de la rehabilitación de una persona con discapacidad visual.

Actualmente, la única posibilidad de que una persona ciega acceda a un perro guía, es postular en alguna escuela de Latinoamérica a la que deberá viajar por alrededor de un mes (si es que es aceptada) costeando los gastos del viaje y debiendo realizar un pago de alrededor de diez millones de pesos por el perro. Comprometidos con la rehabilitación e inclusión de las personas con discapacidad visual de nuestro país, Fundalurp ha recorrido un largo camino para cumplir con todos los aspectos requeridos por la legislación y así cumplir el sueño de crear la primera escuela de perros guía en Chile; Esta escuela proveerá de perros guía a personas con discapacidad visual de todo el territorio nacional de forma gratuita.

Junto con ésto, Fundalurp y La primera Escuela de Perros Guía de Chile, cumplirán con la misión de educar a la sociedad en los derechos y deberes del usuario con discapacidad visual que tenga un perro guía.

Estan seguros de que este proyecto no solo cambiará la vida de cientos de personas con discapacidad visual, sino que permitirá cambiar la perspectiva de toda la sociedad en el ámbito de la discapacidad.

La escuela de perros guía es un proyecto de gran envergadura, por lo que necesita de la unión de voluntades a todo nivel para ser exitoso y permanente en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *